Centro de mesa con hojas secas
En la manualidad de hoy dejaremos volar nuestra imaginación y la de nuestros hijos hasta límites insospechados, para diseñar un bonito y decorativo centro de mesa. Una entretenida tarea con la que podemos decorar cualquier rincón de nuestro hogar, en ocasiones tan especiales como las fiestas navideñas, los cumpleaños o el carnaval.

Una actividad muy fácil de realizar y barata, que nos recuerda que no hace falta ser un gran experto en bricolaje y en manualidades, ni tampoco gastarse una importante suma de dinero, para lograr un diseño original e innovador. Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: un trozo de cartón; tela; pinturas; cola blanca; hojas secas de diferentes colores y preferiblemente perfumadas; tijeras; y detalles ornamentales que te ayuden a decorar tu manualidad, como por ejemplo bellotas o piñas.

Una vez que hayas reunido todos estos materiales deberás empezar por recortar tu cartón con la medida deseada. Decóralo con ayuda de la cola blanca y de la tela, con el diseño que más te guste, aunque otra buena idea también puede ser pintar el cartón. A continuación, deberás ir añadiendo los adornos y complementos decorativos que se te ocurran y que pienses que pueden quedar bien en tu centro de mesa.

En este sentido, puedes colocar hojas secas de diferentes tonalidades, que hayas recogido previamente en la calle, además de flores, velas y piñas pequeñas, que son otras sugerencias interesantes. Como te había prometido al principio de nuestro artículo, la manualidad de hoy es fácil y rápida. Una tarea que no requiere grandes conocimientos en bricolaje, únicamente buenas dosis de paciencia y mucha creatividad.

Disfruta de la compañía de los pequeños de la casa, mientras estimulas su imaginación en compañía de la familia. Pero no olvides supervisar siempre el trabajo de los más pequeños, para evitar que sufran algún daño.