Cómo hacer un ambientador casero duradero
No hay nada como entrar en casa y dejarse embriagar por el excelente aroma que hay en todo el ambiente de la misma. En ocasiones los aromas preparados que venden en las tiendas no son los eficaces que quisieras y no suelen oler lo bastante bien además de ser bastante tóxicos para la salud y para el medio ambiente. Por contra, los ambientadores caseros son muy sencillos y fáciles de elaborar y son totalmente ecológicos y respetan el medio ambiente. Acto seguido te enseñaré a hacer un buen ambientador casero oloroso y duradero con el que conseguir que toda tu casa huela perfectamente.

Es muy normal que después de hacer la comida quede en el ambiente diferentes olores para nada agradables y que se suelen extender por toda la casa. Para eliminar estos malos olores de toda la casa voy a enseñarte a elaborar un ambientador casero bastante eficaz y que lo tendrás hecho en muy pocos minutos. Para ello debes poner una cazuela al fuego con agua, una cáscara de limón, un clavo de especia, un poco de canela y un poco de azúcar. Esperar a que empiece a hervir y notarás como los olores empezarán a disiparse rápidamente de la cocina y del resto de la casa.

Cómo hacer un ambientador casero duradero
En el caso de que quieras que tu casa huela bien de una forma totalmente natural y casera, no pierdas detalle y toma buena nota de lo que debes hacer para conseguirlo. En primer lugar debes poner a hervir una cazuela con unas ramas de canela y unos clavos de olor. Deja hervir durante unos 5 minutos y retira el cazo del fuego. Deja reposar durante un par de horas y acto seguido reparte el líquido por varios recipientes. Pon los mismos por las zonas de la casa que quieras y verás como en unos pocos minutos todo tu hogar huele perfectamente de una forma natural.

Estos son dos sencillos ejemplos de como puedes conseguir que tu casa huela perfectamente con diferentes ambientadores caseros elaborados de una forma fácil y sin usar productos químicos. Si quieres que tu casa huela bien y los buenos aromas estén presentes en todo el ambiente, no hace falta que inundes tu casa de ambientadores de tiendas ya que además de ser perjudiciales para el medio ambiente no son tan eficaces como realmente parecen. No te lo pienses más y atrévete a elaborar un ambientador casero.

Pasos para hacer un ambientador casero de limón

¿Quieres vestir tu casa con un delicioso aroma? ¿Buscas una fragancia totalmente personalizada y además muy barata? No te pierdas nuestras ideas para fabricar tus propios ambientadores caseros, muy fácilmente. Y lo mejor de todo, unas manualidades 100% naturales que están al alcance de cualquier persona. ¡Manos a la obra!

Cómo hacer un ambientador casero duradero
Uno de nuestros aromas preferidos es el limón. Una fruta de gran utilidad tanto en decoración, como en la limpieza del hogar, e incluso en el mundo de las manualidades. Si quieres fabricar tu propio ambientador casero y ecológico, a base de limón, toma nota de los ingredientes que necesitas: unas ramitas de romero; dos limones; y esencia de vainilla.

Para empezar vas a tener que calentar un cazo con agua y esperar hasta que hierva. Mientras tanto, tendrás que cortar los limones en rodajas. Una vez que el agua empiece a hervir, deberás echar la esencia de vainilla, la cantidad deseada, y esperar a que este aroma se expanda. Entonces será el momento de añadir las rodajas de los dos limones, junto con las ramitas de romero.

Cómo hacer un ambientador casero duradero
No olvides que cuanto más tiempo dejes tu cazo en el fuego, mayor será la intensidad de la fragancia en la cocina. Entonces tendrás que retirar el cazo del fuego y colocar el contenido en un vaso o en cualquier otro recipiente.

Tal y como te habíamos prometido, se trata de una idea muy sencilla, rápida y económica, que está al alcance de cualquier amante de las manualidades. La creatividad y el reciclaje se unen, para conseguir unas creaciones ingeniosas y realmente útiles en nuestro hogar.

Diseña un ambientador casero duradero

En nuestra tarea de hoy te invitamos a diseñar un original y decorativo ambientador con unos pocos y económicos materiales, de una manera fácil y divertida. Una manualidad perfecta para disfrutar de las desapacibles tardes de invierno en compañía de la familia, en nuestro acogedor y confortable hogar.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: tela vieja que ya no utilices; agujas; hilo; lazo; flores secas perfumadas; y cualquier otro adorno o detalle decorativo que quieras utilizar en la manualidad. Una vez que tengas todos estos artículos, deberás empezar por recortar un retazo de tela con el tamaño que quieras.

Cómo hacer un ambientador casero duradero
Cuando hayas recortado dos retales de tela, deberás coser ambas partes para conseguir un bonito saco. En su interior, guarda flores secas perfumadas que puedes adquirir en cualquier comercio especializado en manualidades y decoración, y para terminar, cose un bonito broche o botón a tu manualidad.

Como en artículos anteriores, te recuerdo que la manualidad no termina aquí, ya que puedes poner en práctica todas las ideas que se te ocurran. Así que estrújate el cerebro y añade todas las sugerencias que se te pasen por la cabeza y que pienses que pueden quedar bien. Por ejemplo, si diseñas un bonito dobladillo, puedes introducir un lazo y dar más forma a nuestro saquito perfumado.

También puedes coser abalorios, lentejuelas o cualquier otro detalle ornamental que se te ocurra. De una manera muy fácil, divertida y barata hemos conseguido un diseño original y muy coqueto, con el que decorarás hasta el último rincón de tu hogar. Recuerda que también puedes dejar que participen los pequeños de la casa con sus propias ideas, y hacer un diseño infantil, pero asegúrate de que supervisas el trabajo de los más jóvenes para evitar disgustos innecesarios.