Cómo hacer jabón casero artesanal
¿Sabías que puedes fabricar tus propios jabones caseros? Una de nuestras manualidades preferidas, porque es muy fácil y divertida de realizar. Y además, está al alcance de todos los bolsillos.

Si estás pensando en hacer un regalo especial, pero no sabes cuál, los jabones artesanales son siempre una gran idea. En cumpleaños, en Navidad, en aniversarios… ¿Te apuntas a los regalos low cost? Concédete uno también para ti y toma nota de nuestros consejos para fabricar jabones artesanales.

Podemos hacer todo tipo de jabones, teniendo en cuenta los ingredientes y los aromas que queremos utilizar. Pero entre todas las posibilidades que existen en el delicioso mundo de los jabones artesanales, te recomendamos el jabón de aloe vera por las muchas propiedades y beneficios de este ingrediente.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes:
– 100 gramos de pulpa de aloe vera
– 110 ml. de sosa cáustica
– 750 ml. de aceite de oliva
– 250 ml. de agua

Cómo hacer jabón casero artesanal
¿Ya lo tienes todo? Entonces hierve el agua, que tendrás que verter en un recipiente o molde de plástico. El siguiente paso será añadir la sosa cáustica, remover y esperar a que esta mezcla se enfríe durante una hora.

Para no perder el tiempo, aprovecha para cortar el aloe vera y retirar la pulpa. Bate bien estos trozos de aloe vera y después calienta el aceite de oliva en el microondas, que deberá estar templado.

A continuación tendrás que añadir el aceite de oliva poco a poco al recipiente anterior, junto con el agua y la sosa cáustica. Mezcla bien removiendo siempre en la misma dirección, y después añade el aloe vera batido.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Nuestra mezcla tendrá que solidificar, pero antes de hacerlo puedes añadir algún aceite esencial con aroma, como detalle final para nuestro jabón artesanal. Además, no te olvides de dejar reposar el jabón al menos durante dos semanas o un mes. Y cuando esté bien duro podrás empezar a utilizarlo.

Cómo hacer jabones artesanales

Cada vez utilizamos productos de higiene y de belleza más artificiales, elaborados con ingredientes que ni siquiera conocemos. Así que de vez en cuando se agradece equipar nuestro neceser de belleza con artículos naturales.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Agua destilada al baño María: Fabricar jabón líquido casero es mucho más fácil y barato de lo que imaginas. Para empezar tienes que verter agua destilada en un recipiente de cristal, que tendrás que colocar en el interior de una cazuela llena de agua.

A continuación tienes que añadir en ese recipiente trozos de jabón que deberás calentar al baño María. Acuérdate de remover bien todos estos ingredientes con una cuchara de madera, hasta que el jabón de disuelva y se integre por completo con el agua.

Remover bien y dejar enfriar: Una vez hecho esto tendrás que retirar el recipiente del fuego y añadir un poco de glicerina pura y colorante. Entonces tienes que volver a mezclar my bien todos estos ingredientes y añadir aceite aromático. Vuelve a remover y espera a que la mezcla se haya enfriado por completo.

Cómo hacer jabón casero artesanal
¿Y para conservar nuestro jabón líquido casero? Te recomendamos depositar tu jabón en una botella con dosificador que puedes adquirir en cualquier comercio o supermercado. Pero no te olvides de colocar una etiqueta para reconocerlo.

Y recuerda también que el jabón se puede conservar durante unos seis meses aproximadamente. Una vez superado este tiempo no se recomienda utilizar el jabón, ya que puede haberse estropeado.

Por último, una buena idea puede ser utilizar un molde para que nuestro jabón adquiera alguna bonita forma, sobre todo si estamos pensando en regarlo. Y tú, ¿conoces otra forma de fabricar jabones caseros?

Jabones caseros para Navidad

Ahora te explicamos cómo hacer unos divertidos y sencillos jabones navideños, con los que además de oler bien, podrás dar un toque de estilo a cualquier rincón de tu cuarto de baño.
Antes de continuar, no olvides apuntar en tu lista de la compra todos los artículos necesarios: una barra de jabón de glicerina; esencia de naranja o de cualquier otra fragancia que te guste; y un molde con forma de alguna figura navideña.

Cómo hacer jabón casero artesanal
¿Ya lo tienes todo? En ese caso puedes empezar por rallar la barra de jabón de glicerina. A continuación colócalo todo en una cazuela al baño María y espera a que se derrita poco a poco. Cuando empiece a adquirir una consistencia líquida, podrás apagar el fuego y retirar la cazuela.

El siguiente paso será colocar unas gotitas de la esencia aromatizante y mezclar bien todos los ingredientes. Y una vez que hayas hecho todo esto podrás echar la mezcla en un molde y esperar a que el líquido se solidifique y adquiera la forma deseada.

Con este último paso habrás terminado tu jabón casero y podrás colocarlo en cualquier rincón de tu cuarto de baño para decorar. Una manualidad con cientos de posibilidades, ya que puedes crear jabones con todo tipo de fragancias y de formas.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Infinidad de posibilidades
Escoge el molde que más te guste y con una figura típicamente navideña, y elige también la esencia que quieras. En cualquier tienda especializada en manualidades y decoración encontrarás los materiales necesarios, así que deja volar tu imaginación e improvisa. ¡Y no te olvides de envolver tus jabones para regalo!

Manualidades: reciclar jabones

A continuación te proponemos aprovechar todos esos pequeños trozos de varios jabones que tienes en casa para formar una única pieza. Una manualidad muy interesante y divertida con la que podrás ahorrar en el hogar.

Cómo hacer jabón casero artesanal
¿Qué ingredientes vas a necesitar? Varios trozos de jabón (no importa que sean de distintos tipos y marcas); un vaso de molde que pueda utilizarse en el microondas; agua; cuchillo; y microondas. Cuando tengas todos estos materiales, deberás cortar muy bien los jabones con ayuda de un cuchillo, y colocarlos en el molde especial para microondas.

Llena el recipiente con los trocitos de jabón, que deberán estar apretados y unidos, y después vierte un poco de agua hasta cubrir por completo los jabones. A continuación tendrás que colocar el recipiente en el microondas, con un plato que recoja las posibles salpicaduras, y calienta el jabón durante unos 30 segundos aproximadamente, o hasta que el agua llegue al borde del vaso.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Después tendrás que presionar el jabón para que se haga más denso y espeso, y dejar secar durante una semana hasta que el agua se haya evaporado. Cuando no quede nada de agua en tu recipiente, podrás empezar a utilizar tu jabón reciclado.

Como te habíamos prometido se trata de una actividad muy sencilla de realizar que está al alcance de cualquier simple aficionado al bricolaje y a las manualidades artesanales. ¿Eres uno de ellos? Pues ponte manos a la obra con la tarea de hoy y aprovecha todos esos pequeños jabones que tienes en casa y te resistes a tirar a la basura.

Una manualidad perfecta para realizar en compañía de la familia y dejar que los pequeños de la casa participen y descubran el valor de las cosas elaboradas de forma artesanal, con nuestras propias manos y grandes dosis de imaginación.

Diseña tu jabón de tocador

Si te gustan las manualidades, el artículo de hoy está dedicado especialmente a ti, ya que te explicaré los pasos que debes seguir para realizar tu propio jabón de tocador. Una manualidad muy fácil de realizar y con la que no necesitarás reunir demasiados materiales, tan sólo un poco de paciencia y algo de tiempo libre.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Los productos que necesitarás son los siguientes: 250 gramos de escamas de jabón especial para prendas delicadas; 60 gramos de miel; 2 cucharadas de aceite de maíz; dos cucharadas de aceite de clavo de de cualquier otro aroma, y por último un cuenco y una olla resistente al calor de grandes dimensiones, además de dos moldes para tartas.

El primer paso será echar en un cuenco las escamas de jabón y el aceite de maíz, y a continuación colocar el recipiente sobre un cazo con agua caliente, pero sin que llegue a entrar en contacto con el agua. Deja el cazo a fuego lento durante unos 15 minutos y vete removiendo con una cuchara de madera y después añade el aceite de clavo. Una vez que haya transcurrido el cuarto de hora, podrás retirar el agua del cazo, y la masa obtenida tendrás que volver a ponerla en el fuego hasta conseguir una textura casi pegajosa.

Después podrás retirar el recipiente otra vez del fuego y dejarlo enfriar para que puedas dar forma a la masa con tus propias manos. Una vez que hayas logrado el resultado deseado tendremos que depositar la masa en el molde, previamente untado con aceite de maíz para evitar que la mezcla se pegue. Ya falta poco para terminar, tan sólo tienes que extender un poco de aceite de oliva con un pincel para suavizar la parte externa de tu jabón. Y el último paso será sacar el jabón del molde y esperar unos diez días antes de poder utilizar tu jabón.

Fabrica tu propio jabón de manos

Los productos naturales y caseros suelen ser los mejores contra los pequeños dolores o las molestias generales. Esta vez vamos a preparar un jabón de manos descongestivo, con múltiples beneficios, especialmente como un tratamiento eficaz para el cuidado de nuestra piel.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: una barra de jabón de coco (100 gr), aceite de caléndula (2 cc), gel de aloe vera (5 cc), aceite esencial de manzanilla (4 gotas), vaselina líquida, un molde para jabón y si quieres también puedes comprar colorante para jabones.

Cómo hacer jabón casero artesanal
Una vez que tengas todos estos ingredientes puedes ponerte manos a la obra con la manualidad. En primer lugar tienes untar el molde escogido con un poco de vaselina líquida, y después cortar la barra de jabón de coco en pequeños trozos que tendrás que derretir al baño maría.

Cuando esté totalmente disuelto tienes que añadir el del de aloe vera, inmediatamente después tienes que retirar la mezcla del fuego y agregar un poco del colorante, si has decidido comprarlo. A continuación debes añadir el aceite de caléndula y el aceite esencial de manzanilla. Recuerda que tienes que remover hasta que todos los componentes estén bien mezclados.

Una vez hecho esto, tienes que verter la preparación en el molde y aplicar el prolijador en caliente para alisar la superficie y eliminar la espuma y las burbujas que puedan haber surgido durante la preparación.

Ya falta muy poco para disfrutar de los beneficios de este jabón, ahora solo tienes que dejar enfriar y solidificar. Retira el jabón del molde y déjalo curar al menos 24 horas para que se seque completamente. Si no vas a utilizarlo inmediatamente es mejor que lo envuelvas con film auto adherente.

Antes de empezar a utilizar tu jabón es importante que tengas en cuenta que no está indicado a niños, a mujeres embarazadas y en período de lactancia, a personas con alergias y problemas crónicos como epilepsia por ejemplo. Ten mucho cuidado y no dejes que el jabón caiga en las manos inadecuadas lo que para ti puede ser un eficaz cuidado para otras personas puede resultar perjudicial.