Consejos para el mantenimiento de piscinas desmontables
Si no puedes permitirte el lujo de instalar una piscina en el jardín de tu casa, tal vez una buena solución para ti sea optar por una piscina desmontable. De esta forma podrás disfrutar de un refrescante chapuzón en el agua durante los cálidos meses de verano, sin tener que dejar en números rojos tu cuenta bancaria.

Si escoges una piscina desmontable, debes saber que requiere un mantenimiento un poco diferente, así que ten en cuenta las recomendaciones del fabricante. En nuestro artículo de hoy os explicamos unos cuantos consejos que os ayudarán a mantener en perfectas condiciones vuestra piscina, así que toma nota.

Antes de llenarla, debes asegurarte de que está completamente limpia. Comprueba semanalmente el pH del agua para asegurarte de que se encuentra en los niveles adecuados. Cuando termines de utilizar tu piscina, cúbrela con una lona protectora. Como las medidas de la piscina desmontable suelen ser más pequeñas que las fijas, podrás realizar esta tarea mucho más fácilmente.

Para limpiar el agua puedes utilizar una pastilla de cloro y algicida una vez por semana, siguiendo al pie de la letra las recomendaciones que especifica el fabricante en el envase. Y cuando tengas que limpiar tu piscina, deberás vaciarla por completo y utilizar un detergente ácido, y por último aclarar con agua limpia. Haz esta tarea de manera regular (cada semana) para que se acumule menos suciedad y te resulte mucho más fácil limpiar tu piscina.

Como ves se trata de unos consejos muy sencillos y baratos de realizar que están al alcance de todos nuestros lectores, así que manos a la obra con nuestros trucos de hoy con los que podrás disfrutar de tu piscina en perfectas condiciones durante mucho más tiempo.