Consejos para limpiar la piscina
Con el comienzo del verano, el jardín se convierte en uno de los ambientes preferidos de nuestro hogar. Un lujo que sólo unos pocos afortunados pueden permitirse. Y si además tienes piscina para hacer frente a las altas temperaturas estivales, seguro que recibes muchas visitas durante los próximos meses.

Sin embargo, antes de disfrutar de tu piscina y refrescarte con un divertido chapuzón en el agua, no te olvides de llevar a cabo una correcta limpieza para evitar posibles disgustos. Una tarea fundamental que no puedes pasar por alto.

Consejos para limpiar la piscina
El recoge-hojas es una de las herramientas más utilizadas para la limpieza de nuestra piscina. Es muy fácil y rápido de utilizar, por lo que no debe faltar en ningún hogar. Aunque para la limpieza del fondo, que es donde se acumula toda la suciedad, debemos utilizar una depuradora que absorba toda la suciedad y que es recomendable utilizar cada mañana.

Los cepillos también te ayudarán a eliminar todos los residuos y restos de suciedad acumulada en los azulejos de tu piscina. Una limpieza mucho más precisa y rápida. Y por supuesto, no puedes olvidarte tampoco de los compuestos especiales para mantener la higiene del agua de la piscina, como por ejemplo el cloro que es uno de los más utilizados.

Sin embargo, también existen en el mercado actual compuestos especiales que nos ayudan a eliminar los restos de suciedad más incrustados, o anti-algas que también acaban con bacterias y otro tipo de gérmenes. Pregunta en tu tienda de bricolaje habitual para descubrir todos los productos que existen en el mercado y hazte con el que más se adapte a tus necesidades.

Y para terminar, equipa tu piscina con un regulador del pH. De esta forma te asegurarás de que tu piscina está en perfectas condiciones para los bañistas.