Consejos para limpiar tu plancha
La plancha de la ropa es un artículo imprescindible que no puede faltar en ningún hogar. Así que, tanto si la utilizas a diario como si no, será mejor que tomes nota de cómo realizar un correcto mantenimiento de tu plancha para que se mantenga siempre en perfecto estado, durante mucho más tiempo.

¿Sabes cómo tienes que limpiarla? Si tienes dudas, echa un vistazo a los trucos que te explicamos a continuación que son muy sencillos de poner en práctica.

Cuando hayas desenchufado tu plancha y esté completamente fría, podrás limpiar la superficie con un paño ligeramente humedecido en detergente. A continuación deberás secar con una bayeta seca.

Si quieres eliminar manchas negras, un truco muy eficaz es colocar un papel de periódico con sal gorda, y cuando la plancha esté tibia, tendrás que deslizarla sobre la sal. El siguiente paso será desenchufar la plancha y limpiarla con un trapo seco y limpio cuando esté fría.

Mientras que para limpiar los orificios de la plancha de vapor, deberás utilizar un cepillo humedecido en vinagre. Cierra la salida del vapor y frota con el cepillo o con ayuda de unos bastoncillos de algodón. Para terminar debes pasar una esponja para eliminar hasta el último resto de la suciedad acumulada.

Como te habíamos prometido, se trata de unos consejos muy sencillos y rápidos de realizar que están al alcance de cualquier persona. Y lo mejor de todo es que son muy baratos, ya que puedes poner en práctica cualquiera de estos trucos con los materiales e ingredientes que ya tienes en casa.

Así que manos a la obra con nuestras recomendaciones de hoy con las que conseguirás que tu plancha se conserve mucho más tiempo y casi como el primer día. ¿Conoces algún truco más que quieras compartir con nosotros?