Consejos para pintar la pared de una escalera
La pared de la escalera es uno de los espacios que más se ensucian, debido sobre todo al paso del tiempo y al uso frecuente de este tipo de ambientes. Por eso debemos pintar cada cierto tiempo la pared, si queremos que vuelva a tener el aspecto del primer día.

Si estás pensando en actualizar este ambiente, desde Bricomanias te recomendamos que sigas al pie de la letra todos los consejos que aparecen a continuación que devolverán la vida a la pared de tu escalera. Así que ármate de paciencia y toma buena nota.

Lo primero de todo será adquirir en cualquier tienda de bricolaje una pintura plástica del color que más te guste. Antes de aplicar ningún producto, deberás cubrir todos tus muebles y el suelo con un plástico, con el fin de evitar manchas y suciedades innecesarias.

Una vez que hayas hecho esto tendrás que repasar con masilla especial para este tipo de tareas o con pasta niveladora al agua, todas esas grietas que requieren atención. Antes de que la pasta se haya secado por completo, tendrás que repasar toda la superficie de tu pared con una lija de grano fino para asegurarnos de que la superficie está completamente lisa y uniforme.

A continuación podrás continuar con los siguientes pasos que consistirán en aplicar un fondo fijador al agua en todas aquellas zonas que hemos reparado, y cuando se haya secado por completo el material, podrás aplicar la pintura. Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea muy fácil, rápida y económica que está al alcance de todos nuestros lectores. Así que no tengas miedo de ponerte manos a la obra con la manualidad de hoy, porque seguro que te sorprendes con los resultados.