Consejos para pulir suelos de madera
¿Quieres saber cómo mantener tu suelo en perfecto estado, a pesar del uso y del paso del tiempo, entre otros muchos factores que tanto estropean los suelos? En ese caso no te pierdas nuestros consejos de hoy que están al alcance de cualquier aficionado al mundo del bricolaje.

La solución perfecta es pulir los suelos de madera y de parqué que presentan daños e imperfecciones. Para ello tendrás que seguir varios y sencillos pasos, así que coge lápiz y papel, y toma nota.

Para empezar tendrás que retirar todos los muebles y artículos decorativos de tu estancia, y proteger aquello que no deseas estropear mientras realizas esta actividad. Después tendrás que aspirar el suelo para eliminar el polvo y la suciedad, y limpiar bien las manchas.

Consejos para pulir suelos de madera
Una vez que hayas hecho esto deberás lijar el suelo varias veces hasta que consigas retirar el viejo recubrimiento. Para ello deberás utilizar una lijadora orbital, una herramienta muy práctica para tener en cualquier hogar. Cuando tengas que utilizar este aparato, no olvides tener en cuenta que las características de tu suelo, ya que puedes necesitar más o menos pasadas con la lijadora orbital según el estado en el que se encuentra la superficie.

Lijar y barnizar

Si tu suelo tiene dibujos, deberás lijar de manera diagonal, mientras que si está formado por tablones tendrás que hacerlo en paralelo. Cuando hayas empezado a lijar, no cambies de dirección ni el movimiento durante el proceso.

Una vez que hayas terminado podrás limpiar tu suelo con cuidado para no estropearlo, y para terminar aplica una primera capa de barniz. Espera a que se seque y lija el suelo con una lijadora manual. Vuelve a limpiar, aplica la segunda capa de barniz y espera el tiempo que recomienda el fabricante en el envase que suele ser de unas ocho y doce horas.