Consejos para una habitación más luminosa
La elección de nuestros muebles, la pintura para las paredes, las cortinas, la ropa de cama, los elementos luminosos y otros muchos artículos decorativos determinarán en gran medida el ambiente final de nuestra estancia. Así que debemos vigilar con gran cuidado todos y cada uno de los elementos que queremos colocar en cualquiera de las habitaciones de nuestro hogar, desde el recibidor, hasta el salón o el dormitorio.

Y si lo que deseas es conseguir un ambiente más luminoso pero sin gastar más en la factura de la electricidad, toma nota de las sugerencias decorativas que te explicamos hoy.

Consejos para una habitación más luminosa
– El color de las paredes es fundamente y determinante para conseguir una estancia más luminosa. Los tonos blancos son perfectos para crear una sensación de luz, al igual que los colores amarillos, cremas y marfiles. Todos ellos juegan un papel muy importante para aumentar la claridad de nuestras habitaciones.

-Para tus muebles apuesta por un acabado neutro o blanco, o bien combínalos con el color de tus paredes. Un detalle que no pasará desapercibido entre tus visitas.

– Mientras que para las ventanas, se recomienda vestirlas con tejidos finos que nos ayuden a aprovechar al máximo la luz solar, pero al mismo tiempo proporcione intimidad a nuestro hogar. ¿Por ejemplo? Confía en las cortinas con caídas transparentes, tupidas y tejidos vaporosos.

Consejos para una habitación más luminosa
– Y por lo que se refiere a la ropa de cama, en el caso del dormitorio, o los cojines y fundas de sofá para el salón, utiliza también colores claros en tonos blancos y cremas.

– Los elementos luminosos conviene situarlos estratégicamente de tal forma que nos ayuden a aprovechar al máximo la luz.

– Y para el suelo, confía en los suelos laminados en tonos crudos o neutros.