Consejos para utilizar la silicona en bricolaje
La silicona es uno de los materiales más utilizados en nuestro hogar cuando tenemos que realizar determinadas tareas de reparación o bricolaje, además de creativas manualidades. A simple vista, la silicona parece bastante sencilla de utilizar pero, como sucede con otros muchos materiales y artículos de bricolaje, debemos tener en cuenta algunos consejos que nos ayuden a sacar el máximo partido a este material.

Toma nota de las recomendaciones que te ofrecemos a continuación, que están al alcance de todos nuestros lectores. Coge lápiz y papel y toma nota de cómo utilizar la silicona correctamente.

En cualquier tienda de bricolaje

La primero que debes saber es que este material se utiliza la mayoría de las veces para sellar pequeños orificios y evitar así que se escape el agua o bien que entre el frío en nuestro hogar. Asimismo, en cualquier tienda de bricolaje encontrarás un sinfín de productos y de firmas entre las que podrás elegir la silicona que mejor se adapta a tu tarea. En general, lo más habitual suele ser utilizar una silicona blanca o transparente.

Consejos para utilizar la silicona en bricolaje

Limpia la superficie

Antes de empezar a utilizar la silicona, tendrás que limpiar bien la superficie que vas a sellar. Este paso es muy importante porque de lo contrario el material no funcionará bien, así que asegúrate de que la superficie está completamente libre de grasa y de cualquier otro resto de suciedad.

Lija y seca la superficie

Cuando lo hayas hecho tendrás que lijar la superficie para asegurarte de que está completamente lisa y uniforme. El siguiente paso será volver a limpiar para eliminar los restos de polvo y secar bien la superficie. No olvides que no podrás aplicar la silicona si tu zona está húmeda o sucia.

Cómo debes aplicar el producto

Una vez aclaradas todas cuestiones tendrás que aplicar la silicona realizando un corte oblicuo para que el producto salga correctamente. Si quieres tapar con silicona una superficie pequeña tendrás que acercarte lo máximo posible al borde del tubo.

Cuando tengas que aplicar el producto hazlo siempre de una vez, con una tira uniforme y ejerciendo la misma fuerza. Y para conseguir una superficie lo más lisa y uniforme posible, pasa con el dedo una pequeña cantidad de agua jabonosa.