Convierte un viejo balde en una maceta
En época de crisis nuestro ingenio se agudiza. La imaginación no conoce límites y el reciclaje nos permite aprovechar esos viejos artículos que creíamos perdidos y darles una segunda oportunidad. En nuestro artículo de hoy te explicaremos cómo convertir un viejo balde en una original maceta que puedes utilizar para decorar cualquier rincón de tu hogar o del jardín.

Una actividad muy sencilla, rápida y divertida, además de barata, que no te puedes perder. Lo primero de todo será limpiar tu viejo balde y aplicar algún producto anti-óxido que te ayude a recuperar su aspecto.

Limpia y pinta la superficie

Limpia el interior y el exterior y después aplica una capa de imprimación siguiendo las instrucciones que especifica el fabricante en el envase. A continuación debes aplicar el anti-óxido, respetando las recomendaciones del fabricante. Y para terminar tendrás que pintar tu balde de pintura siguiendo siempre la misma dirección en toda la superficie. Deja secar y aplica la segunda capa de pintura.

Cuando hayas recuperado el aspecto de tu viejo balde tendrás que hacer cuatros orificios en la base y después colocar la tierra para trasplantar tus flores o plantas.

Planta unas bonitas flores

Como te habíamos prometido se trata de una tarea muy sencilla que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que en pocos y sencillos pasos habrás conseguido dar un nuevo uso a tu viejo balde. Así que anímate a dejar volar tu imaginación y decora tu hogar con elementos reciclados, ahorrándote una interesante cantidad de dinero.

¿Preparado para poner a prueba tu imaginación y tus habilidades? Una manualidad perfecta para esas aburridas tardes de domingo en pleno invierno, cuando no sabemos qué hacer para disfrutar de nuestro tiempo libre de una forma provechosa. ¿Se te ocurre algo mejor?