Convierte una botella de vino en una lámpara de diseño con poco dinero