Decorar una pared con un panel que imita la piedra
La decoración con un toque rústico es una tendencia que está cada vez más de moda. ¿Quieres apostar por ella en cualquier estancia de tu hogar? En nuestro artículo de hoy te proporcionamos las claves necesarias para decorar cualquier pared de tu casa con ladrillos. Una tendencia imparable que puedes conseguir con tus propias manos, paciencia y los materiales adecuados. Ahora sí, ¿comenzamos?

Para apostar por esta decoración tan rústica y natural, vas a necesitar unos paneles que imitan la piedra y que puedes adquirir en cualquier tienda especializada en bricolaje y decoración. Cuando hayas escogido el diseño que más te guste, podrás ponerte manos a la obra con nuestra tarea de hoy.

Sujeta los paneles con tornillos

Decorar una pared con un panel que imita la piedra
Antes de nada tendrás que recortar los paneles con ayuda de una sierra o una caladora para adaptar su tamaño a las paredes de tu estancia. Una vez que hayas hecho esto, podrás fijar los paneles.

Para ello tendrás que sujetarlos con ayuda de unos tacos, unos tornillos y un taladro con el que realizar los agujeros. Y cuando hayas montado los paneles tendrás que disimular las juntas y las cabezas de los tornillos con un poco de masilla. Mezcla el producto y cuando esté seco podrás utilizarlo para tapar las juntas y los tornillos.

Masilla y pintura para dismilar los tornillos

Decorar una pared con un panel que imita la piedra
El último paso será pintar la masilla con un color lo más parecido posible a tu panel de piedra. Espera a que la pintura se haya secado por completo y entonces podrás presumir de tu decoración rústica.

Como te habíamos prometido, se trata de una actividad muy sencilla que está al alcance de cualquier aficionado al bricolaje. Aunque tal vez necesites la ayuda de alguien para poder instalar y manejar los paneles.