Decorar una toalla con la técnica del Patchwork
Si te gustan las actividades artesanales, poner a prueba tu imaginación y disfrutar en familia, te gustará la manualidad que te proponemos hoy. En esta ocasión te invitamos a decorar una vieja toalla de playa con la divertida técnica del Patchwork, que consiste en combinar retazos de tela de distintos colores, formas y diseños.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: trozos de telas; toalla; tijeras; plancha; alfileres; hilo; y un lápiz. Cuando lo tengas todo, piensa en el tipo de diseño que quieres hacer y en cómo vas a combinar los trozos de tela con la técnica del Patchwork.

Una vez que hayas pensado en un diseño, podrás recortar la tela y marcar con lápiz el lugar exacto en el que quieres coserla. Cuando tengas claro dónde colocar cada retazo de la tela para hacer un original y creativo diseño, podrás coser la tela con ayuda de la aguja y del hilo, fijando la tela a la toalla con ayuda de unos alfileres, aunque si tienes máquina de coser, puedes utilizarla para conseguir un resultado más duradero y profesional.

Fácil, divertida y creativa

Y por supuesto, no te olvides de planchar bien los retazos de Patchwork, para conseguir que ambas telas encajen perfectamente. De esta forma conseguirás un resultado mucho más profesional. Recuerda que la plancha en la técnica del Patchwork es muy importante.

Como te habíamos prometido, se trata de una actividad muy sencilla que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que no necesitas ser un gran experto en estas cuestiones, tan solo práctica, paciencia y los materiales adecuados.

Así que anímate a probar nuestra manualidad de hoy y decora también camisetas viejas, mantelería y cualquier otra cosa que tengas en casa. En este sentido, el único límite es tu imaginación.