Diseñar un marcapáginas
En el artículo de hoy te invito a que pongas en práctica una de mis manualidades favoritas. Una tarea muy sencilla y rápida de realizar, pero al mismo tiempo también muy original y creativa que requiere pocos materiales y muy fáciles de conseguir. Si continúas con nosotros podrás conseguir un divertido y original marcador para los libros, que puedes personalizar como prefieras.

Los únicos materiales que necesitarás reunir para tu manualidad son unos retazos de fieltro con el diseño que más te guste, cola blanca y un clip. Como siempre, te recuerdo que puedes saltarte algún paso y añadir los adornos que prefieras, porque en esta manualidad el único límite es tu imaginación.

Desde Bricomanías te proponemos que diseñes un sencillo pero coqueto lazo, aunque también puedes optar por una flor o cualquier otro dibujo o forma que se te pase por la cabeza y pienses que puede quedar bien. La clave para conseguir una manualidad original se encuentra en escoger el diseño del fieltro correcto, desde llamativas y coloridas formas y estampados, hasta diseños más clásicos y sofisticados.

Una vez que tengas tu lazo completamente terminado, te aconsejo que lo sujetes con un poco de cola blanca, para evitar que se deshaga. Cuando haya transcurrido el tiempo que el fabricante recomienda en el envase y se haya secado por completo la cola, podrás sujetar el lazo al clip.

Para esto puedes probar varias opciones, ya sea pegarlo con un poco de cola blanca o bien sujetar ambas piezas con un trozo de alambre. Un truco para evitar que se vea el alambre es colocar justo en medio de nuestro lazo una pequeña cinta, como si fuera una especie de pajarita.

Como te había prometido al principio del artículo, se trata de una manualidad muy sencilla y rápida, con la que no hace falta ser todo un experto en manualidades y en bricolaje para lograr un bonito diseño. Y si no te lo crees, anímate a poner a prueba tus habilidades y así saldrás de dudas.