Evitar que se atasquen los desagües
Es muy frecuente en la mayoría de hogares que los desagües de la cocina y del baño se atasquen. Una situación que se repite en muchas casas y de la que prácticamente nadie se libra. Sin embargo, existen unos trucos muy eficaces que nos ayudarán a evitar esta situación, manteniendo nuestros desagües en perfectas condiciones de una manera fácil y rápida.

Seguro que en más de una ocasión has escuchado a los expertos decir que el detergente en polvo suele ser uno de los principales causantes de este tipo de atascos, ya que no siempre se disuelve por completo, provocando la obstrucción. Un truco también eficaz para un correcto mantenimiento de nuestros desagües, y que ha pasado de generación en generación, es echar una cucharada de sal disuelta en agua una vez a la semana o al menos cada quince días.

Otro típico clásico de abuela que ha demostrado ser muy eficaz consiste en colocar cazoletas, es decir esos aparatos o receptáculos que tienen unos agujeros más pequeños que los desagües. La función principal de este tipo de objetos es retener todos esos de suciedad que pueden provocar la obstrucción de nuestro desagüe. Si quieres adquirir una de estas cazoletas tendrás que visitar tu comercio de bricolaje más cercano y preguntar por ella, porque es una pieza imprescindible en cualquier hogar y que tiene un precio muy económico.

Como te había prometido al principio del artículo, todos estos consejos son muy fáciles de realizar, rápidos y baratos. No tienes que ser ningún MacGyver para conseguir los mejores resultados, tan sólo comprar los artículos de bricolaje que te he explicado antes, y que tienen unos precios aptos para todas las economías familiares, y poner en práctica todos los consejos con un poco de paciencia y buen humor.