Forrar una mesa con tela
Estrenar muebles nuevos sin gastar mucho dinero es posible gracias a las manualidades. Un mundo muy creativo que nos ofrece un sinfín de posibilidades y que está al alcance de todos los bolsillos. ¿Te animas a probar?

En ese caso toma nota de nuestra sugerencia de hoy, donde te proponemos forrar una mesa vieja con tela. Toma nota de todos los materiales que vas a necesitar y de los pasos que debes seguir para realizar esta divertida manualidad.

Escoge un diseño en armonía con la decoración

Lo primero de todo será escoger la mesa vieja que quieres decorar y también las telas. Cuando lo tengas todo claro, tendrás que limpiar bien tu mesa hasta eliminar el último resto de suciedad o de materiales adheridos.

Una vez que hayas terminado podrás colocar la tela sobre tu mesa, asegurándote de que la superficie está completamente uniforme y sin arrugas. Llegados a este punto de la actividad, tendrás que grapar tu tela a la mesa con una grapadora especial para este tipo de tareas. Comienza grapando el primer lado y después continúa en la parte opuesta.

Plástico protector

Forrar una mesa con tela
Cuando hayas terminado de grapar toda la tela a la mesa podrás recortar los bordes que sobresalgan. Con este último paso habremos terminado la manualidad de hoy, pero recuerda que si deseas proteger tu diseño siempre puedes colocar también un plástico protector transparente, siguiendo los pasos anteriores.

Como te habíamos prometido se trata de una manualidad muy sencilla que está al alcance de cualquier aficionado a este tipo de actividades. Y lo mejor de todo es que puedes personalizar tu diseño en función del ambiente que deseas decorar, como por ejemplo una habitación infantil o un dormitorio.