Los rodillos de espuma y pelo
Uno de los artículos más habituales del bricolaje, y que podemos encontrar en cualquier hogar, son los rodillos. Unas herramientas muy fáciles de utilizar y prácticas, que puedes comprar en cualquier comercio de bricolaje o tienda especializada en decoración y hogar.

Disponible en diferentes tamaños, formas y materiales, el rodillo no puede faltar en ninguna caja de herramientas. ¿Quieres conocer un poco mejor este artículo antes de empezar a utilizarlo? Pues no pierdas de vista la clasificación que te ofrecemos a continuación.

La importancia de una buena elección

Por un lado tenemos los rodillos de fibra que están especialmente indicados para pintar con pinturas al agua y esmaltes acrílicos en todo tipo de superficies. Aunque en el mercado actual del bricolaje también encontrarás rodillos especialmente diseñados para recortar, perfilar y colorear superficies de yeso y cemento.

Los rodillos de espuma y pelo
Otro tipo de rodillos son los que están elaborados con fibras especiales para pintar suelos e imprimar superficies como por ejemplo cemento y metal, con alto poder de cubrición. También los hay de pura lana virgen muy aconsejables para barnizar objetos de madera y lacar muebles con un acabado extrafino.

En el caso de los rodillos de espuma, su porosidad determinará el tipo de acabado que deseamos conseguir. Los expertos recomiendan su utilización con esmaltes y en superficies lisas.

Mientras que los rodillos de espuma expandida se utilizan generalmente para realizar estucados y picados de grano medio en interiores. Todos estos rodillos los encontrarás a la venta en cualquier comercio especializado, así que no olvides elegir el que más se adapte a las características de tu trabajo y de la superficie que deseas decorar.

Recuerda que la elección correcta de tu rodillo determinará el resultado final de tu trabajo.