Muñeco de nieve con una vieja maceta
Decorar tu casa en Navidad sin tener que gastar mucho dinero, y sin dejar en números rojos tu cuenta bancaria, ya no es una misión imposible. Con los consejos que te ofrecemos en nuestro artículo de hoy es una realidad que está al alcance de todos nuestros lectores.

Así que reúne a la familia para disfrutar de una entretenida tarde de domingo, y prepárate para adentrarte en el maravilloso mundo de las manualidades. Una buena oportunidad de poner a prueba la inteligencia y la imaginación de tus hijos.

Creatividad sin límites

¿Qué materiales vas a necesitar para diseñar estos singulares muñecos de nieve? Con una maceta vieja que ya no utilices, un gorro de lana, y unos cuantos pinceles y pinturas podrás conseguir un diseño muy original. Para empezar tendrás que pasar un trapo húmedo sobre la maceta y después aplicar varias capas de pintura blanca.

Puedes decorar el borde con pinturas de otras tonalidades y dibujar una original pajarita. Respeta siempre los tiempos de secado que especifica el fabricante en el envase y a continuación dibuja la cara de tu muñeco de nieve. No te olvides de una amplia sonrisa, unos grandes ojos, y una nariz en forma de zanahoria y de color naranja.

Fácil, divertida y barata

Una vez que se ha secado la pintura, podrás colocar el gorro de lana a tu muñeco o bien cualquier otro sombrero que tengas en casa y quieras utilizar. Recuerda que se trata de una manualidad con múltiples posibilidades decorativas, así que puedes utilizar todos los detalles ornamentales que quieras. Una pequeña bufanda, varios botones en el centro de tu maceta…

Las posibilidades decorativas son tantas, como lectores tiene nuestro artículo. Pero antes de nada, no te olvides de hacer un diseño previo de tu muñeco de nieve para evitar errores innecesarios.