Original idea para decorar un portavelas
Nuestra imaginación no tiene límites, y buena prueba de ello es la entretenida, fácil y económica manualidad que te proponemos realizar en nuestro artículo de hoy. Decorar nuestro viejo portavelas es una de esas actividades que puedes realizar en compañía de toda la familia, durante esas desapacibles tardes de invierno en las que no sabemos cómo pasar el rato.

¿Qué materiales necesitarás para dar un aire totalmente nuevo a tu candelabro? La respuesta es muy simple: unas cuantas hojas de un árbol cualquiera, que previamente has recogido durante un paseo en el campo. No olvides que en lugar de hojas secas, también puedes utilizar pétalos de flores. Da rienda suelta a tu imaginación y piensa cómo aprovechar todo lo que la naturaleza nos ofrece.

Si decides emplear hojas secas, el procedimiento de actuación será el siguiente. Para empezar tendrás que limpiar en profundidad tu portavelas y las hojas, y después depositar una pequeña cantidad de pegamento, a ser posible en spray, en toda la superficie de nuestras hojas. A continuación pégalas sobre el portavelas, distribuyéndolas como desees.

Puedes hacer diferentes combinaciones, todas las que se te pasen por la cabeza, así que no tengas miedo de innovar. Una buena idea puede ser mezclar hojas de diferentes tonalidades o bien alternar una flor y una hoja, a lo largo de todo el portavelas. Una manualidad muy fácil, rápida y divertida que está al alcance de todos nuestros lectores y que no entiende de edades ni de gustos.

Así que pon a prueba tu imaginación y atrévete con la increíble manualidad que te invitamos a diseñar hoy, porque las posibilidades son infinitas, tantas, como lectores tiene nuestro artículo. Y si lo desees, también puedes dar un toque marino a tu portavelas con unas conchas de tu último paseo por la playa.