Personaliza salvamanteles
Con grandes dosis de imaginación y unos cuantos materiales reciclados podemos conseguir unos diseños alucinantes. En nuestro artículo de hoy te explicamos cómo diseñar unos coquetos salvamanteles para la cocina en pocos y sencillos pasos.

Así que coge lápiz y papel, y toma nota de cómo preparar unos divertidos salvamanteles con trozos de tela que tengas por casa. Una actividad perfecta para realizar en compañía de la familia, durante esas aburridas tardes de domingo.

Personaliza tu diseño para ocasiones especiales

Lo primero será escoger las telas que quieres utilizar, además de aguja e hilo. Cuando lo tengas todo podrás forrar con esas telas un viejo posavasos o salvamanteles. Así que recorta la tela en función del tamaño de estos accesorios de cocina.

Otra posibilidad decorativa puede ser utilizar la técnica del patchwork y unir varias trozos de telas de diferentes diseños hasta forrar por completo tu salvamanteles. Asimismo, no te olvides de escoger un hilo de un color que combine con el de tu tela.

Fácil y barato

Como ves se trata de una manualidad muy sencilla de realizar que está al alcance de todos nuestros lectores, tanto de expertos como de simples aficionados. Así que anímate a experimentar y deja volar tu imaginación.

Una manualidad muy divertida y barata que puedes personalizar como desees y conseguir todo tipo de diseños de lo más creativos. Incluso puedes crear salvamanteles con motivos infantiles para los más pequeños de la casa.

Y todo esto sin tener que gastar mucho dinero, en unos cuantos y sencillos pasos, ¿qué más se puede pedir? Anímate a decorar tu mesa y diseña salvamanteles para ocasiones especiales como Navidad, cumpleaños o para la fiesta de Halloween.

¿El secreto? Escoger la tela más adecuada.