Pintar la rejilla del desagüe
¿Tienes que pintar una vieja rejilla de desagüe y no sabes por dónde empezar? En ese caso, será mejor que te pongas cómodo y leas atentamente nuestro artículo de hoy, en el que te explicaremos todos los pasos que debes seguir para realizar esta sencilla tarea.

No hace falta ser un gran experto en bricolaje para lograr un excelente resultado, así que olvídate de llamar a un profesional y anímate a realizar la tarea de hoy con tus propias manos. Para empezar coge lápiz y papel y toma nota de todo lo que necesitas saber para lograr un acabado perfecto.

El primer paso será sacar la rejilla de su lugar, haciendo palanca con ayuda de un destornillador. Una vez que hayas hecho este paso, tendrás que limpiar en profundidad tu rejilla con un cepillo y un trapo humedecido en alcohol. Cuando hayas hecho esto, podrás continuar con la tarea de hoy, aplicando un esmalte especial para este tipo de superficies que protegerá el metal de las inclemencias climáticas, de los golpes y del paso del tiempo.

Cuando el material se haya secado por completo, podrás aplicar la pintura con ayuda de un rodillo que facilitará en gran medida tu tarea. Espera a que transcurra el tiempo que el fabricante especifica en el envase, y podrás volver a colocar en su sitio la rejilla.

Como te habíamos prometido al principio del artículo, se trata de una tarea de restauración muy fácil, rápida, y barata. Por lo que se refiere a los materiales, podrás adquirirlos en tu tienda de bricolaje de confianza, disponibles en diferentes marcas. Así que no esperes más para poner a prueba tus habilidades y conseguir unos magníficos resultados. La primera de muchas futuras tareas.