¿Por qué un diseñador de interiores tiene que adaptarse siempre?