Proteger las esquinas de tu hogar
Las cantoneras son un artículo muy utilizado en la mayoría de hogares que nos ayudan a cubrir las esquinas y a proteger los cantos de las paredes o muebles de cualquier estancia. De esta forma evitaremos que sufran desperfectos importantes como consecuencia del roce, los golpes o el paso del tiempo.

Colocarlas es una tarea muy fácil y rápida de realizar, que está al alcance de cualquier simple aficionado al bricolaje. En unos pocos y sencillos pasos, este práctico elemento te ayudará a proteger los cantos de tu hogar, y al mismo tiempo, también a decorar. Concédenos unos minutos de tu tiempo y toma nota de todo lo que necesitas saber.

Lo primero que debes saber es el modelo de cantonera que más se adapta al espacio que quieres proteger, y a ser posible, en armonía con la decoración de tu ambiente. En cualquier tienda de bricolaje podrás adquirir una cantonera en diferentes materiales, diseños y acabados. Por ejemplo, si vas a colocar este artículo en la cocina, lo mejor es escoger una cantonera de aluminio.

A continuación debes medir la superficie para calcular el tamaño de tu cantonera, que deberás cortar con una sierra especial. Cuando hayas hecho esto podrás aplicar un adhesivo de montaje en la parte posterior de la pieza y colocarla en su posición adecuada, presionando bien la cantonera para que el producto se impregne y se adhiera correctamente a la superficie.

Espera el tiempo que el fabricante recomienda en el envase para asegurarte de que la pieza está correctamente adherida. Como te habíamos prometido, se trata de una tarea mucho más fácil y rápida de realizar de lo que imaginas, así que empieza a proteger las esquinas de cualquier ambiente de tu hogar con una cantonera. Una tarea que te llevará poco tiempo, esfuerzo y dinero.