¿Qué debes hacer antes de barnizar?
Barnizar parece una tarea bastante sencilla y sin grandes complicaciones, pero como sucede con la mayoría de labores de bricolaje y manualidades, debemos tener en cuenta algunos consejos básicos que nos ayudarán a conseguir los mejores resultados.

En nuestro artículo de hoy queremos recordarte algunos pasos previos que no debes olvidar antes de barnizar cualquier superficie de madera. Unos trucos fáciles y rápidos de poner en práctica, además de baratos, que están al alcance de cualquiera de nuestros lectores.

Superficie limpia y seca

Ten en cuenta que la preparación de la superficie es fundamental en este tipo de tareas, así que asegúrate de que la madera que quieres barnizar está completamente limpia, sin manchas de suciedad, polvo, grasa y sin imperfecciones ni daños. Acuérdate también de lijar la madera y secarla bien con un trapo.

Remueve bien el barniz y sigue las instrucciones que especifica el fabricante en el envase antes de aplicar el producto. Asimismo, recuerda que no es aconsejable barnizar en días muy húmedos o lluviosos, ni tampoco cuando hace demasiado calor.

Brillante y protegida

Respeta al máximo los tiempos de secado que recomienda el fabricante en el envase del barniz, y no apliques la segunda capa hasta que la primera se haya secado por completo. Si quieres conseguir un resultado profesional, no escatimes en gastos y apuesta por productos de calidad y adecuados a las características de tu madera.

Y cuando apliques el producto, acuérdate de seguir siempre el dibujo de la madera. En el mercado actual del bricolaje existen infinidad de barnices entre los que podrás escoger el que más te convenga. Brillante, satinado, mate…

Escoge el que más te guste y prepárate para dar el toque decorativo final a tu madera, además de protegerla en un simple y rápido gesto.