Reparar grietas con plaste y masilla
Renovar el aspecto de cualquiera de tus viejos muebles es mucho más sencillo de lo que imaginas, así que antes de deshacerte de tu decoración anímate a probar los consejos que te ofrecemos a continuación que están al alcance de todos nuestros lectores. Unos trucos muy sencillos, rápidos y económicos que te ayudarán a recuperar cualquier superficie en mal estado.

¿Cómo? Con plaste, masilla, pintura y unos cuantos materiales y herramientas más conseguirás los resultados que te propongas. No pierdas detalle de los trucos que te explicamos a continuación.

Cuando hayas localizado los defectos, fisuras o grietas de la superficie que quieres reparar, tendrás que preparar la masilla y el plaste. En el caso de que decidas utilizar plaste, deberás mezclar el producto con agua siguiendo las instrucciones que especifica el fabricante en el envase. Este tipo de productos se presenta en polvo y lo encontrarás en cualquier tienda de bricolaje de tu ciudad.

Reparar grietas con plaste y masilla
Mientras que la masilla, que se diferencia del plaste porque no tiene yeso en su composición, ya viene lista para empezar a trabajar con ella. Escoge el producto que más se adapte a las necesidades de tu trabajo y sigue las instrucciones que especifica el fabricante en el envase del producto.

Desprende las partes deterioradas de tu grieta y los retos de suciedad, pintura o polvo, y después podrás aplicar una imprimación selladora antes de extender el plaste. De esta forma te aseguras una mayor adherencia al rellenar la grieta.

Cuando hayas hecho esto tendrás que rellenar los imperfectos de tu pared o mueble con el plaste, y esperar el tiempo recomendado por el fabricante en el envase, que suele ser unas 12 o 24 horas. Una vez transcurrido ese tiempo podrás lijar la superficie y extender la masilla flexible en forma de banda.

Antes de que la masilla se haya secado tendrás que presionar la superficie con una espátula húmeda en agua para conseguir una superficie uniforme y lisa. Para terminar solo falta pintar la superficie de tu pared o de tu mueble para disimular nuestra reparación.