Reparar una mancha de humedad del sótano
Si te gustan las manualidades y las tareas que puedes hacer tú mismo, no te pierdas la divertida actividad que te traemos hoy y que está al alcance de todos nuestros lectores. En esta ocasión te explicaremos cómo pintar la humedad de la pared de nuestro sótano para conseguir que luzca como nuevo.

Una tarea de reparación que está al alcance de cualquiera. ¿No te lo crees? Pues no pierdas detalle.

Lo primero de todo será repasar la superficie que requiere nuestra atención con un papel de lija de grano fino. Y para evitar que el resto de nuestra pared se ensucie de forma innecesaria, no te olvides de cubrir el zócalo y el suelo con cinta de carrocero y papel de periódico.

Una vez que hayas hecho esto, podrás limpiar la superficie en profundidad con un poco de lejía rebajada con agua. Con un rodillo de pelo corto y anti-goteo deberás aplicar una imprimación aislante especial para manchas de humedad.

El siguiente paso será aplicar dos manos de esmalte acrílico de agua de alta calidad, que además de proteger la superficie, proporciona un excelente acabado. Un producto que se seca muy rápidamente, no desprende olor, es lavable y además cubre a la perfección las manchas de nuestra pared.

Antes de que el producto se haya secado por completo, deberás retirar el plástico y la cinta de carrocero, y después esperar el tiempo que recomienda el fabricante en el envase.

Una tarea muy sencilla y rápida de realizar que está al alcance de cualquiera de nuestros lectores y con la que conseguirás reparar las manchas de humedad de la pared de tu sótano. Una tarea bastante frecuente en buena parte de nuestros hogares y que podemos realizar nosotros mismos, sin necesidad de consultar con ningún profesional y gastar un dineral.