Tarjetas para felicitar San Valentín
Muchas veces los regalos que hacemos nosotros mismos con nuestras propias manos suelen ser los mejores obsequios. Son únicos, personalizados y tienen un gran valor sentimental. Así que pon a trabajar tu imaginación para diseñar unas creativas tarjetas de felicitación para el día más romántico del año.

Una actividad muy recomendable para ahorrar un dinero en los tiempos de crisis que nos ha tocado vivir. ¿Te animas a probar con nuestra manualidad de hoy? Una propuesta muy divertida, fácil y barata que puedes hacer con materiales reciclados.

Corazones con cartulina de color

Tarjetas para felicitar San Valentín
Para ello vas a necesitar cartulina preferiblemente de color rojo que suele ser muy característico de este día tan romántico, además de cartulina blanca (luego sabrás por qué), tijeras, lápiz, y pegamento. Cuando tengas todos estos materiales tendrás que recortar la cartulina roja con el tamaño deseado y a continuación podrás doblarla por la mitad. De tal forma que uno de los lados sea la portada con la decoración, mientras que en el interior podrás escribir tus mensajes.

Una vez que hayas escrito tu dedicatoria especial tendrás que recortar corazones con la cartulina blanca. Dóblalos por la mitad y pégalos sobre alguna esquina de la primera página de tu tarjeta.

Tarjetas para felicitar San Valentín

Otras buenas ideas

Con este último paso termina nuestra sencilla manualidad de hoy pero te recordamos que puedes continuar decorando tu tarjeta de San Valentín como quieras. Así que utiliza los materiales y artículos decorativos que prefieras como por ejemplo un toque de brillantina, abalorios o cualquier otro adorno que se te ocurra.

También puedes decorar tu tarjeta con un collage fotográfico de imágenes especiales. Pero no utilices las originales y haz una fotocopia en color.