Trucos para conseguir un acabado arenoso en la decoración
Crear diferentes efectos decorativos con pintura y con unos cuantos materiales básicos es posible, gracias a los consejos que te explicamos en nuestro artículo de hoy. ¿Quieres decorar cualquier superficie o mueble de tu hogar utilizando la técnica del acabado arenoso? En ese caso concédenos unos minutos de tu tiempo y no pierdas detalle.

Empieza por preparar la superficie que vamos a trabajar, que deberá estar perfectamente limpia y seca. Puedes utilizar una pintura de color blanco como base y sobre ella aplicar nuestra decoración.

Fácil y divertido

Con ayuda de una paletina tendrás que aplicar el producto realizando movimientos cruzados e irregulares. Un truco que deberás tener en cuenta es que si queremos conseguir un acabado más suave bastará con aplicar una sola capa de pintura, mientras que para una decoración más intensa deberemos utilizar dos manos ligeras.

Cuando nuestra pintura se haya secado por completo, respetando los tiempos de secado que especifica el fabricante en el envase, podrás crear este acabado arenoso utilizando una brocha.

Brocha de cerdas cortas y pintura acrílica

¿Y qué tipo de brocha es mejor para conseguir esta decoración? En Bricomanias te recomendamos utilizar una de cerdas cortas y pintura acrílica. Humedece la brocha en el producto y con golpes secos y firmes tendrás que ir creando esa textura arenosa sobre toda la superficie.

Como te habíamos prometido se trata de una actividad muy sencilla de realizar y rápida, que está al alcance de cualquier aficionado al bricolaje. ¿Te animas a decorar tus muebles o las manualidades de tus hijos con este acabado arenoso? Una alternativa diferente para dar un nuevo estilo a cualquiera de tus trabajos decorativos, así que escoge el color de la pintura y con una brocha de cerdas cortas realiza golpes secos y suaves hasta conseguir este efecto.