Trucos para recuperar ventanas de madera
¿Tienes que lijar una ventana de madera pero no sabes por dónde empezar? En ese caso no pierdas detalle de los consejos que te explicamos a continuación, mucho más sencillos de realizar de lo que imaginas. Concédenos unos minutos de tu tiempo y toma nota de nuestra pequeña guía de sugerencias.

Aunque cuides y protejas bien tus ventanas, las inclemencias climáticas, el paso del tiempo y otros muchos factores, terminan por estropearlas. ¿Quieres conseguir que recuperen su aspecto del primer día? Pues no te olvides de lijar tus ventanas y de aplicar después una capa de barniz.

Dos pasos muy sencillos, rápidos y baratos de realizar que están al alcance de todos nuestros lectores y que no te puedes perder. Así que empieza por descolgar tus ventanas y lijarlas para eliminar arañazos profundos, consiguiendo una superficie uniforme y completamente lisa.

Cuando hayas hecho esto tendrás que limpiar tu ventana de todos los restos de suciedad que se han acumulado para después poder barnizar y conseguir un resultado mucho más profesional. Y para barnizar no te olvides de utilizar un pincel redondo de tamaño medio.

Sigue al pie de la letra los consejos que indica el fabricante en el envase para aplicar el barniz correctamente y espera el tiempo necesario antes de dar una segunda capa. Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea muy sencilla y rápida de realizar que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que no tendrás que gastar un dineral para conseguir un buen resultado, ni tampoco solicitar la ayuda de un profesional.

¿Te atreves a recuperar tu vieja ventana? Pues sigue nuestros pasos y descubrirás lo fácil que es.