Un nuevo brillo para tus muebles viejos o de segunda mano
Incluso los muebles más viejos pueden recuperar su aspecto del primer día y como recién salidos de la tienda, gracias a los consejos que te explicamos en nuestro artículo de hoy. Así que toma buena nota de nuestros prácticos trucos, que están al alcance de cualquier aficionado al bricolaje, y prepárate para presumir de muebles nuevos sin tener que gastar mucho dinero.

Unos consejos también muy útiles para recuperar muebles de segunda mano en unos cuantos y sencillos pasos. Toma nota.

Lijar, limpiar y barnizar

Como viene siendo habitual en la mayoría de las tareas de restauración, lo primero que debes hacer es lijar el mueble con una lijadora orbital, y con una hoja de tamaño 100 de granulado. Cuando hayas terminado tendrás que pasar un paño húmedo por toda la superficie y una vez que la madera de tu mueble se haya secado por completo, tendrás que volver a lijar de nuevo con una hoja de tamaño 240, preferiblemente.

Un nuevo brillo para tus muebles viejos o de segunda mano
El siguiente paso será cepillar la superficie para conseguir la mayor uniformidad posible y a continuación limpia otra vez la superficie con un paño húmedo. Cuando tu madera se haya secado podrás aplicar el barniz, ya sea en cera o pintura.

Como te habíamos prometido son unos consejos muy sencillos de realizar que están al alcance de todos nuestros lectores, y que puedes conseguir fácilmente sin necesidad de solicitar la ayuda de un profesional.

Nuestro truco final para dar un aire vintage a tu mueble es aplicar un poco de pátina, una vez que el barniz se haya secado por completo. El proceso a seguir: dejar actuar la pátina el tiempo recomendado por el fabricante y después pasar un paño seco sobre ella.